Nuestra historia

Nuestra historia

No hace tanto tiempo, en una tierra junto al mar, había un bebé que dormía tan bien que su madre no tenía ni idea de a qué se referían otros padres cuando hablaban de que no podían dormir.

En sus esfuerzos por comprender por qué su bebé  era diferente, descubrió que no se debía a su bebé en absoluto, sino a un regalo especial que había recibido de un lugar lejano cuando nació su hija: un saco de dormir.

Este sencillo saco formaba parte de la rutina de su hija a la hora de irse a dormir y la mantenía ajustada, segura y cómoda toda la noche, eliminando casi por completo la posibilidad de que se despertara por la noche. Esta madre deseaba que todos los bebés tuvieran uno.

De esta manera nació la idea de Cloud b.

La madre habló con un diseñador y creador todoterreno muy intuitivo acerca de su idea, y como en un cuento de hadas, la insólita pareja se reunió en cuartos humildes para embarcarse en su aventura empresarial. Ella aportó su perspicacia para el diseño y  su intuición como madre. Él incorporó una naturaleza innovadora y una insaciable curiosidad. Juntos, transforman sencillas ayudas para dormir en oportunidades para conexiones humanas. Peluches con un propósito.

Desde un sueño para ayudar a todos los bebés a quedarse fritos en la tierra de los sueños con tanta facilidad como lo hacía su hija; con un deseo de crear algo de ese diseño y calidad superior digno de la realeza; y, una visión de promover la salud y la felicidad de la familia, Cloud b es ahora un recurso de confianza para padres de todos el mundo.

¿Por qué “Cloud b”? El nombre es un juego sobre “Cloud 9”, donde todos los niños duermen plácidamente y los padres encuentran la paz. Al dar tranquilidad a toda la familia, esperamos inspirar una clase de felicidad donde todo el mundo esté más abierto para disfrutar la compañía de los otros y a crear vínculos más profundos y significativos.

Únete a Cloud b.